Creatividad en tiempos de CRISIS

Techos verdes llenos de ingenio y creatividad
24 febrero, 2017
Creatividad en tiempos de CRISIS

Dicen en el mundo que los venezolanos somos las personas mas creativas sobre la tierra, porque a todo le buscamos la vuelta (como se dice en criollo) y, como publicista y creativa, debo hoy aseverar tal comentario o afirmación hecha por algún curioso que se tomó la molestia de observarnos y estudiarnos, aunque parezca jocoso decirlo.

Venezuela es un país que realmente tiene de todo: de largo a largo contamos con bellezas naturales,
frutas exóticas, excelentes personas, playas que no se comparan con ninguna otra… en fin, un
verdadero paraíso terrenal aún virgen y sin explotar de la manera correcta, y como estamos hablando
de creatividad, podemos decir entonces que la “pequeña Venezzia” es ¡toda una obra de arte de Dios,
creatividad pura!.

Considero que por tener nuestro país tantas cosas hermosas, es precisamente lo que nos impulsa a ser ciudadanos creativos, diferentes, que buscamos el ingenio en el desarrollo de todo tipo de actividades para ir a trabajar, para seguir adelante, para no quedarnos atrás… nos diferenciamos del resto de los latinos porque se nos sale el buen humor, la cordialidad y repito, la creatividad en cualquiera de sus formas positivas: chistes, salidas, trabajos ocurrentes, etc.

En tiempos de crisis como los actuales, los venezolanos nos hemos puesto mas ingeniosos que nunca, ya que la situación financiera, social y política nos ha obligado a empresarios, empleados y pienso, a todos los venezolanos, a saber usar la imaginación y creatividad para rendir los salarios, pagar las deudas, llevar la comida a la casa o tan sencillo y como decimos aquí: para rebuscarnos el día.

Si hablamos de la creatividad aplicada en la gastronomía, antes era imposible que pensáramos en conseguir venta de hallacas al mayor, empaquetadas, con fecha de vencimiento y disponibles en cualquier supermercado, ya que era una tradición familiar el crear este sin fin de sabores envueltos en una sencilla hoja de plátano para compartir con el resto de la familia, las fechas decembrinas.

Gracias a la crisis, hoy día se han abierto microempresas que se dedican a este tipo de producción alimenticia, dando buenos resultados a quienes decidieron ser creativos en el sector.

Igualmente ocurre con un sencillo y rico alimento tradicional de la región occidental venezolana, los
pastelitos, que justamente ahora se pueden ubicar como franquicia para la venta de ellos (cual cadena americana de hamburguesas) en cualquier parte del país, donde sus sabores van desde el sencillo queso hasta el delicioso pabellón criollo… todo en uno.

Ahora, si pasamos al sector textil, el armario y ropero de nuestros papás, abuelos y todo lo que tenga que ver con la onda retro, esta absolutamente de moda… podemos pasearnos por la calle y ver
combinaciones de ropa actual con chalecos bordados de los años 60 con trozos de cuero, botas campana con camisas de los años 80, lentes de pata ancha y visor mosca… antes de botar, se crea un estilo y así, día a día los venezolanos salen combinados y bien arreglados (de eso no cabe duda) para marcar un verdadero estilo y desafío al tiempo en cada combinación que se recrea, porque algo que tenemos los criollos es el buen gusto heredado de los europeos y transmitido de generación en generación… creatividad heredada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *